REIKI

Es una terapia holística que se realiza a través del traspaso de energía por medio de las manos de un canalizador, llamado reikista en este caso, ya que tiene una técnica en especial para hacerlo. Sirve para sanar cuerpo físico, mental, emocional y espiritual, y puede hacerse a distancia sin ningún problema.

¿Qué significa Reiki?

 

Es una palabra japonesa compuesta por dos vocablos que aluden a la energía

REI; que es la energía del universo, la cual fluye por todos los seres libremente y a su vez nos conecta uno a otros.

KI; es la energía vital que circula en cada individuo

REIKI es “energía del universo”

 

¿Quién la crea y cuándo surge?

 

El año 1922 el Budista Japonés Mikao Usui, quien en un retiro espiritual al Monte Kurama en Kioto, y luego de alcanzar el satori que es el estado máximo de iluminación y plenitud, llega con ésta técnica milenaria, pero de la cual no se hablaba mayormente más que en los textos bíblicos en que se habla de Jesús imponiendo manos para sanar.

 

¿En qué consiste el Reiki?

 

Consiste en la imposición de manos por parte de un reikista o sanador, quien actúa como canal para transmitir la energía universal.

La imposición se realiza en distintos puntos energéticos del cuerpo, sobre todo en los chakras, los cuales al estar bloqueados impiden que la energía fluya y vayan produciéndose enfermedades.

 

¿Para qué sirve?

 

El Reiki es una terapia complementaria, reconocida por la Organización Mundial de la Salud, y sirve para tratar tanto enfermedades físicas, emocionales y espirituales.

En Estados Unidos y Reino Unido ya se utiliza en más de 1.000 centros hospitalarios y está incluido en el Sistema Público de Salud. En el estado de Nueva York, hasta los servicios de emergencia están formados para dar Reiki.

No reemplaza a ningún tratamiento médico, sino más bien se utiliza como terapia complementaria, no puede sanar enfermedades avanzadas, pero sí calmar a quienes las padecen. Aunque existen casos extraordinarios donde sí han sanado a través de Reiki e imposición de manos que curan.

Se puede aplicar tanto a niños, personas adultas, animales, plantas, en persona o incluso realizar a distancia.

Cada día más personas en todo el mundo acuden a esta mágica terapia que hoy en día tiene diversas variantes, pero que su base es una sola, el amor de quien sirve como canal para permitir transmitir energía de la fuente universal, padre-madre; y la entrega en fe de quien la recibe.

  • problemas intestinales
  • eliminación de toxinas
  • calmar preocupaciones
  • ansiedades
  • miedos
  • ayuda a que las glándulas endocrinas funcionen correctamente
  • tener más confianza en sí mismo
  • liberar pensamientos rígidos
  • desbloquear emociones confusas y paralizantes
  • problemas de circulación
  • varices
  • cefaleas
  • calambres abdominales
  •  estrés
  • problemas afectivos
  • depresión
  • insomnio
  • hiperactividad
  •  inseguridad
  • bajo rendimiento escolar
  • fobias
  • reforzar sistema inmunitario
  •  elevar la consciencia
  • despertar la intuición
  • aumentar la sabiduría interior
  • y mucho más

¿Cuánto dura una sesión?

 

Puede durar 45 minutos o más dependiendo de lo que el terapeuta vaya detectando.

No es necesario desvestirse, y si a la persona le incomoda que le toquen, sólo debe decirlo para que el terapeuta levante las manos un poco.

Durante la sesión pueden sentirse muchas cosas, como calor, una especie de electricidad, relajación que hace que la persona se duerma, muchos ven luces de colores, e incluso pueden comenzar a ver seres de luz.

Luego de la sesión se recomienda descansar y tomar agua.

Como toda terapia, no basta con una sesión para curiosear, lo ideal es realizar una sesión semanal el primer mes y luego cada 15 días. Aunque esto puede ser muy relativo, dependerá del diagnóstico y recomendación de su terapeuta.

Para un tratamiento completo de Reiki se considera necesario 5 sesiones, considerando los 5 elementos de la naturaleza, ya que cuando un elemento se desarmoniza comenzamos a enfermarnos. En la primera sesión el reikista podrá realizar un diagnóstico de cómo están los distintos chakras de la persona, si bien en cada sesión igualmente se irá evaluando.

Sesión 1: Relajación

Sesión 2: Descanso

Sesión 3: Energía

Sesión 4: Paz

Sesión 5: Plenitud

Y hay que tener en claro que el Reiki no hará milagros si es que la persona no hace nada para mantener su equilibrio, por ejemplo, come mal, fuma, toma, sigue con hábitos mentales tóxicos, etc.

12 + 1 =